El estudio de grabación profesional: lo imprescindible

El estudio de grabación profesional en casa es, hoy por hoy, una asignatura pendiente de muchos locutores. Lo que antes era dominio exclusivo de técnicos de sonido y directores, hoy lo es del locutor online. Muchos locutores no quieren tener estudio en casa y renuncian así a muchos posibles trabajos. Bien está. Pero para los que quieren asomarse al mercado de Internet, ofrecemos aquí algunos consejos sobre el estudio de grabación.

-El micrófono para nuestro estudio de grabación profesional

Para grabar locuciones, es necesario contar con un micrófono adecuado. De los tres tipos más habituales, dinámico, de cinta y de condensador, descartamos los dos primeros. El de cinta es demasiado sensible, tanto por su escasa durabilidad como por lo fácilmente que distorsiona el sonido cuando atacamos con algo de fuerza. El dinámico es muy resistente, pero también ofrece un sonido un tanto plano, sin matices.

El micrófono perfecto es el de condensador. Es un dispositivo que capta la voz con toda profundidad de matices. Los hay de dos clases: de diafragma grande y de diafragma pequeño. Este último ofrece un sonido más natural, si bien el primero colorea la voz haciéndola sonar más cálida.

En resumidas cuentas necesitamos un micrófono de condensador para nuestro estudio de grabación profesional.

estudio de grabación profesional

-La interfaz de audio para nuestro estudio de grabación profesional

El micrófono, si es medianamente profesional, no se conectará directamente al ordenador, sino que requerirá de un dispositivo que haga de intermediario entre el mundo analógico y el digital. Los micrófonos USB lo llevan incorporado, pero la calidad nunca es la misma que si disponemos de una interfaz de audio aparte.

Como suele suceder, las interfaces de audio de más calidad suelen ser caras. Pero se pueden encontrar algunos modelos que se alimentan directamente con el USB del ordenador y ofrecen una calidad suficientemente buena. Marcas como PreSonus, Focusrite o M Audio ofrecen alternativas que funcionan bien.

-La cabina en nuestro estudio de grabación profesional

Por último, para un estudio de grabación profesional, es imprescindible contar con una cabina insonorizada. Es un habitáculo pequeño, con las paredes forradas de material que absorbe los rebotes sonoros. De esa forma nuestra grabación sonará seca, y los ruidos de fondo del exterior no llegarán a la grabación.

En los últimos años han aparecido marcas, como Demvox o Studio Bricks que ofrecen cabinas para uso doméstico muy bien acabadas.

Una solución algo más barata es un dispositivo anti rebote: no insonorizará las grabaciones en el estudio, pero sí prevendrá la mayoría de los rebotes que vienen del espacio que quede frente a nosotros.

-El software en el estudio de grabación profesional

El último paso para nuestro estudio de grabación profesional es el software. Es quizá la parte menos importante. Un programa gratuito como Audacity nos puede servir para grabar perfectamente audios de calidad profesional.

Pero hay un aspecto en el que Audacity no será suficiente: cuando nos piden trabajar con vídeo. En ese caso, hace falta un programa que soporte la reproducción de imágenes durante la grabación. Avid ProTools Express, es una alternativa razonablemente económica de muy buena calidad.

En esta página puedes ver algunos detalles sobre el estudio de grabación profesional en el que trabajo yo habitualmente.

El estudio de grabación profesional: lo imprescindible
¡Suscríbete a mi lista de correo!

¡Suscríbete a mi lista de correo!

Recibirás todas las novedades y publicaciones de mi web.

Rellena el siguiente formulario para suscribirte.

email marketing by Mailrelay

¡Ya estás registrado! Bienvenido :)